ALCOSSEBRE


Alcossebre es uno de los lugares más acogedores de la Costa del Azahar. La belleza de su entorno, la riqueza de su cultura, su exquisita gastronomía, sus fiestas populares contrastan con la tranquilidad que se vive en las urbanizaciones, las cuales surgen arropando Alcossebre. enmarcada por dos de las únicas zonas vírgenes del litoral Mediterráneo Europeo.','Nada más llegar se puede sentir la hospitalidad de los habitantes de la zona, tanto Alcossebre como Alcalà de Xivert y los demás núcleos vecinos brindan un sinfín de posibilidades para la estancia, la historia, la gastronomía o las fiestas pueden hacerla agradable, las numerosas y bellas playas, junto a la gran cantidad de deportes y fiestas que aquí tienen lugar la convertirán en una temporada inolvidable.'

Situación

Alcossebre es el punto de la Comunidad Valenciana más cercano a las Islas Columbretes, está situada en una franja litoral de diez kilómetros de extensión. Alcalà de Xivert se encuentra situada al noreste de la provincia de Castellón, lindando con el mar Mediterráneo y formando parte del Baix Maestrat, así como de la Costa del Azahar. Alcalà de Xivert se asienta en el centro del llano aluvial de La Foya, pasillo natural por el que discurren todas las vías de comunicación. Alcossebre, junto con la urbanización Las Fuentes y el diseminado hábitat de Capicorp, se hallan en un enclave privilegiado. Su segmento litoral, alegre y luminoso, con abundantes playas y parajes de roca, ha sido foco de atracción para muchas civilizaciones a lo largo de la historia.

El núcleo municipal de Alcossebre es Alcalà de Xivert, población situada muy cerca de ciudades como Vinaròs, Benicarló o Peñíscola. Con un territorio que alcanza los 168 kilómetros cuadrados y más de diez kilómetros de costa, la población de Alcalà de Xivert se acerca a los 5.000 habitantes, distribuidos entre varios puntos: la villa propiamente dicha y, a lo largo de toda la costa, Alcossebre, Capicorp y Las Fuentes.

Clima

El clima es típicamente mediterráneo, con veranos calurosos e inviernos suaves. Las lluvias son escasas y se concentran durante las estaciones de primavera y otoño.

Historia

En 1260 tuvo lugar la repoblación de Alcossebre por concesión de fray Guillem de Muntanyana, Maestre de la Orden del Temple, en favor de Raimundo Perpunter, Bernardo Conill y otras 40 personas. El documento público se firmó ante el notario Pedro Tamarit el 12 de marzo de 1261. De la Carta de Población que a continuación señalamos, se puede observar que los del Temple hicieron una construcción (torre o amurallamiento o alguna de ambas), también había herrería, pozos de agua, molinos de aceite, viento y agua, así como un horno de pan.

Habitat

El hábitat de Alcossebre ha sido disperso, constituyendo tradicionalmente su principal núcleo actual calle de San José, y en Cap i Corp o lugar donde perdura, frente al mar, la llamada y una serie de casas que a lo largo de los años van transformándose en lugares de descanso veraniego. Por lo demás, este hábitat cumplía el cometido de almacenaje de los productos .

Alcalà de Xivertla

Presentación

Situación',de la recolección (algarrobas, almendras) de las familias de Alcalá que poseían tierras en la franja litoral, para después llevárselo a Alcalá en carros para su venta.A lo largo del siglo XIX e inicios del actual, salvando excepciones, mayoritariamente las tierras han estado ligadas a propietarios de Alcalá, los cuales a inicios del siglo XX disfrutaban de sus playas y de sus cálidas aguas acompañados de familias de Valencia que igualmente tenían posesiones en el lugar aprovechando los menesteres agrícolas del verano.El desarrollo turístico de los años sesenta fue cambiando la dinámica tradicional del lugar y sus gentes.A partir de ahí, ligado a Alcalá de Xivert, surge Alcossebre en documentos que se refieren a la historia contemporanea.Sobre su etimología, hay que apuntar que recientes estudios señalan que el topónimo tiene su origen en el árabe \"Al-Qusáiba\", que podría traducirse por alcazaba o pequeño castillo.En tiempos de Jaime I (1208-1276), el nombre que se utiliza en los documentos es \"Alcocéver\" y en la época del rey Pedro el Ceremonioso (1319-1387), hallamos la forma \"Alcoçaiba\".Todo parece indicar que la \"R\" final pudo ser añadida en valenciano, de ahí probablemente Alcocéber y Alcossebre, así como la más primitiva Alcocéver de tiempos del rey Conquistador. En textos y mapas en castellano se consolidó como Alcocéber y Alcossebre, aunque su nombre actual es Alcossebre.

Cultura

El Castell de XivertXivert formaba parte de la antigua red musulmana de lugares fortificados (al igual que Polpis y Peñíscola), custodiando el tramo norte del camino hacia Valencia. Por su interés, fue otorgada a la orden de los Templarios en 1169, cuando fue conquistado por Alfonso II, y se rindió a los caballeros después de la caída de Peñíscola, en 1234, año en que fue otorgada la Carta Puebla a la aljama, la cual permanecerá en progresiva languidez hasta la expulsión de los moriscos en 1609.El Temple se estableció, conviertiéndose Xivert en cabeza de un partido que comprendía los nuevos asentamientos cristianos de Alcalà (1250), Alcossebre (1260), Almedixer y Castellnou (1260). En el mismo siglo, erigió una fortaleza interior en el recinto amurallado árabe. Después de su supresión, la herencia fue recogida por la Orden de Montesa, la cual prolongó la pujanza hasta la decadencia del castillo en el siglo XV. Perdido todo su interés estratégico, fue abandonado al comenzar el siglo XVII.El castillo conserva dos partes bastante bien diferenciadas: la árabe y la cristiana. La primera comprende el recinto amurallado externo, obra fechada en los siglos X - XI, de la cual destacan unos grandes lienzos en tapiado con coronamiento de merlones y que se abría por la puerta de Albacar. Dentro encontramos, todavía hoy, buenas muestras de la arquitectura doméstica de los moriscos. Muy interesante es la inscripción árabe del muro suroeste: \"para el reencuentro de Dios\".En la cima se levanta la fortaleza templaria, que cuenta incluso con capilla, espaciosas dependencias, establos... así como con diversas torres. Son notables la parte sur con las dos torres circulares y el muro, obra de piedra labrada, como también lo es la cisterna para proveer de agua el castillo, con la vuelta rebajada.Iglesia de San CristobalEn su emplazamiento actual, en tiempos, una torre de vigilancia que dominaba las actuales playas del Carregador, Romana y Fuentes. La datación de este emporio podemos situarla hacia 1427, cuando la Orden de Montesa recomienda la construcción de la de Cap i Corp. Posiblemente, desde el punto de vista constructivo, tuviera sus mismas características.Esta torre se construyó en el centro del poblado de Alcossebre y tenemos noticias de que continuaba levantada en 1610, para caer poco a poco en desuso hasta que en 1785 solamente quedaba de ella unas ruinosas paredes laterales.A finales del siglo XVIII, en su solar, se edificó una ermita dedicada a San Cristóbal que sería derribada en tiempos contemporáneos para construir la actual.Su emplazamiento está en el antiguo \"Renc\" (C/San José), topónimo por el que se conocen las casas que tradicionalmente conformaban el viejo casco urbano de Alcossebre.Ermita de Sant AntoniUbicada en Cap i Corp junto al litoral, entre la torre vigía del mismo nombre el caserío de la zona.Fue construida en los terrenos de la heredad de D. Gabriel Ebrí Ebrí, presbítero de Alcalá de Xivert, en 1773, votiva de San Antonio de Padua, fue inaugurada el 19 de enero del año 1774 y fue cedida al clero de Alcalá por testamento del Dr. Ebrí, con fecha del 24 de agosto de 1780.El 19 de enero se celebra misa y procesión, tal cual fue voluntad del presbítero, e igualmente tienen lugar los festejos el segundo domingo del mes de agosto.Se llega a la ermita por el camino de l’Atall, el cual pasa a escasos metros del edificio o bien por el camino de Cap i Corp.En sus aledaños está la desembocadura del río Miguel y \"l’Estany\".Torre de Cap i Corp;Sabemos que desde la baja Edad Media la franja litoral valenciana gozaba de una gran red de torres de vigilancia que iban desde Vinaroz, en la provincia de Castellón, haasta la de Alicante en Cap Cerver.Existen noticias que desde comienzos del siglo XV surcaban los mares de nuestras costas musulmanas, genoveses, franceses y turcos, amen de corsarios. Las incursiones en los poblados eran habituales si bien no hemos de caer en el tópico de considerar que todos quienes surcaban el Mediterráneo eran piratas o enemigos, pues es sobradamente conocido el comercio marítimo quea lo largo de los siglos ha caracterizado nuestro mar.No obstante, el emplazamiento de algunas torres en los llanos litorales cubrían el objetivo de previsión y aviso a las zonas pobladas de la presencia en general de algún peligro para aquellas.Respecto de la de Cap i Corp, existen noticias (Barón de Alcahalí) de que el comendador de la Orden de Montesa fray Luis Despuig la mandó construir el 28 de abril de 1427 en la desembocadura del río San Miguel y junto al litoral, por escritura ante Miguel Villaforta. Se tienen noticias de que a partir de 1583 se recomiendan actuaciones, en la misma, de mejora para su defensa. Existen noticias de que en octubre de 1586, la torre fue atacada por los piratas turcos que procedían de cuatro galeras que perseguían a una barca valenciana, cuyos marineros se refugiaron en ella, sin conseguir rendirlos.Su planta es cuadrangular y su alzado es de trece metros. De fácil acceso, se puede llegar desde el camino de Cap i Corp o bien por el camino de l’Atall cruzando por la desembocadura del río. Desde este lugar se puede disfrutar de las playas que llevan el nombre de la torre.

Gastronomia,

La gran variedad de ingredientes que ofrecen estas tierras ha permitido elaborar a través del tiempo una infinidad de formas y preparaciones diferentes. Una auténtica constelación de recetas y de sabores, cuya diversidad se amplía hasta lo indecible con el sello particular que imprimen a los platos cada uno de los excelentes restaurantes de la zona.El pescado y marisco del Mediterráneo, las carnes del interior del Maestrat, las frutas y las verduras de la huerta y el genuino aceite de oliva dan una personalidad inconfundible a los numerosos platos que componen la rica y equilibrada dieta mediterránea; una dieta que ha sido reconocida mundialmente como una de las más completas, sanas, variadas, equilibradas y sabrosas.No hay que olvidar las deliciosas mariscadas, parrilladas y zarzuelas de pescado; los arroces en todas sus variadas formas, las genuinas paellas valencianas, las carnes, el ternasco y también las especialidades del típico horno de leña, cuya excelencia culinaria ha contribuido al renombre gastronómico de Alcossebre

Comunicaciones,

Pasa por Alcalà de Xivertla carretera nacional N-340, y la autopista A-7 (con la salida 44, Torreblanca-Alcossebre, y la salida 43, Benicarló-Peñíscola). También hay estación de ferrocarril, perteneciente a la línea Barcelona-Valencia.