COSTA DEL AZAHAR

Nuevos horizontes turísticos se abren a nuestra comunida Costa del Azahar.

La Costa del Azahar con todos sus encantos abre sus puertas a un turismo no sólo estacional. Con un clima continental de largos y calurosos veranos y mansos inviernos, la convierte en lugar ideal para poder vivir y disfrutar casi trescientos días de sol al año. Las raíces sobre los que crecerá la oferta turística de esta comunidad son indudables y muy amplios. Su franja turística,la cualcorresponde a la costa está muy bien comunicada. De norte a sur la cruza la autopista A7, con anchas carreteras de acceso a las poblaciones; dispone también de un completo servicio de transporte ferroviario e incluso marítimo y aéreo en virtud de la escasa distancia con su Comunidad, Valencia, además la provincia contará con unas instalaciones aeroportuarias que facilitarán aun más el acceso a la costa del azahar. Castellón cuenta con una extensión de ciento veinte kilómetros de costa, posee finas y cálidas playas yatractivas calas, todas ellas bañadas por las tranquilas aguas del mar Mediterráneo. Tierra adentro, se completa con densos bosques de pinos y encinas e inmensos cercos de naranjos.

Las últimas actuaciones aprobadas ( Altaris, Ave, nuevos viales) y todas aquellas que se encuentran en fase de ejecución (aeropuerto, entre otros) invitan a un turismo no sólo de costa: La sierra de Irta, desierto de las palmeras, alto y bajo maestrazgo atraen un nuevo Turismo Rural.

Los Puerto Deportivos, varios campos de golf, la Copa América, entre otros, consolidan e impulsan un turismo deportivo. Los cascos antiguos, los castillos como el de Papa Luna en Peñíscola, certámenes cinéfilos, museos, exposiciones y congresos, potencia un Turismo Histórico - Cultural.

Los conjuntos históricos, Morella, Benicassim (Desierto de las Palmeras), Navaja, Onda, Segorbe, Villafamés entre otros, conforman un Turismo de Interior y Artístico-Artesanal.

Los platos típicos de la costa a base de mariscos sobre los que destacan sus sabrosos langostinos, los propios de su huerta, como las alcachofas con multitud de variantes de guisos, sin olvidar sus variadas paellas y asados típicos del interior, proporcionan un Turismo Gastronómico.

De norte a sur, Vinaroz es la primera ciudad que saluda a los visitantes de la costa del azahar; Vinaroz cuenta con un puerto comercial y pesquero, amplias y limpias playas dotadas de completos servicios y una rica cultura culinaria en la que el langostino es la especie más preciada y tradicional.

Benicarló es una ciudad de origen árabe, a través de su larga avenida llegamos a un casco urbano medieval con casas notables en las que podemos observar escudos nobiliarios en sus fachadas. La población está unida al mar donde destaca su fondeadero pesquero y su larga y amplia playa que llega hasta la singular Peñíscola.

Peñíscola no sólo es singular por su emplazamiento sobre un promontorio rocoso rodeado de agua de mar y unido a tierra por un tómbolo arenoso, sino por sus originales monumentos, los hechos reales de los que sirvió de escenario y la belleza de sus playas y enormes acantilados de la sierra de Irta, paraje natural de gran belleza.<BR>Peñíscola es, en la actualidad, la ciudad turística más visitada de toda la comunidad valenciana.

Poco más al sur, nos encontramos con Alcossebre, núcleo urbano preferentemente turístico, de origen árabe, que luego poblaron pescadores. Está agregado a Alcalá de Xivert y cuenta con un moderno puerto deportivo, playas y magníficas urbanizaciones de chales y apartamentos.

En Torreblanca encontramos el poblado marítimo de Torrenostra, con una encantadora playa, campings y restaurantes rodeando a un viejo poblado marinero que hoy se halla en constante desarrollo como centro turístico y de veraneo.

Entre esta población y Oropesa del mar, ocupando parte del término municipal de Cabanes, se encuentra el parque natural del Prat de Cabanes-Torreblanca, una importante zona húmeda que conserva valiosas especies vegetales y animales.

En Oropesa del mar se extienden las playas de la concha y la de Morro de Gos, ambas de suaves arenas. Junto a ellas un moderno puerto deportivo que abre excelentes apariencias para el turismo de esta población. Cuenta también Oropesa del mar con agrestes y hermosas calas cubiertas de pinos y con una amplía vista sobre el mediterráneo, donde destaca la zona de "las Playetas".

Benicassim, pueblo de origen árabe, es la cuna del turismo de la Costa del Azahar, volcado hacia esta actividad no sólo por sus magníficas playas, sino incluso por sus agrestes montañas, muy próximas a la costa, que configuran el singular paraje del desierto de las palmeras. La proximidad entre el mar y la montaña es tal, que incluso se confunden en algún punto del litoral. A treinta millas del Grau se levanta el archipiélago de las islas columbretes, cuatro grupos de islotes de origen volcánico que aparecen a los ojos de los visitantes como barcas varadas en el mar.

Nuestro recorrido por la costa del azahar nos lleva hasta Almassora, cerca de la desembocadura del río mijares, de gran interés ecológico. Su término municipal está salpicado de ermitas de origen medieval y constituye un inmenso huerto de Naranjos donde se conservan antiguos "Masets" y alquerías de labranza. La playa, situada a pocos kilómetros del casco urbano tiene numerosas villas y edificios de apartamentos. Es un lugar tranquilo, todavía apartado del bullicio propio de otras zonas, ideal para disfrutar del sol y una temperatura excepcional de la que goza durante la mayor parte del año.

A pocos kilómetros de Almassora, en la ruta hacia el sur de la provincia está Burriana, ciudad de rancio abolengo. Es el primer núcleo urbano de la comarca de la Plana y se remonta al siglo IX. Es también conocida como la cuna de la Naranja, en cuyo honor recientemente se ha levantado un museo. Actualmente tiene también una intensa actividad pesquera y deportiva. Junto al puerto, la playa y en su entorno se levanta un importante núcleo de villas y apartamentos que ofrecen un excepcional futuro turístico

A cinco kilómetros está Nules, la antigua Noulas, que figura en los itinerarios romanos. También hay en esa población innumerables vestigios de la época romana. Y junto a ella, Mascarell, todavía rodeada de una muralla cuadrangular construida de tapial de argamasa, barro y ladrillo. Muy cerca, la playa, con un desarrollado conjunto de apartamentos y residencias veraniegas.

Moncófa es una población situada junto a la desembocadura del río Belcaire que aun conserva vestigios de sus antiguas murallas; Es un típico pueblo huertano cuyo barrio marítimo posee una buena playa que ha conocido recientemente un creciente desarrollo como centro veraniego agrupando a numerosos chales y villas.

Chilches y sus cuidadas playas, con un amplio y moderno paseo marítimo junto a villas y apartamentos.

Almenara, conserva el castillo de construcción Árabe, que jugó un importante papel a lo largo de la historia. Su playa se conoce con el nombre de Casa Blanca, antiguamente estaba poblada por un grupo de pescadores y agricultores que se agrupaban en barracas.

La Costa del Azahar reúne en su conjunto todos los atractivos necesarios para pasar una temporada imperecedera por su belleza y por sus lugares apacibles donde poder disfrutar de unas correrías en contacto directo con la naturaleza, bajo un sol radiante y una excepcional temperatura; Convirtiéndola tras conocerla en su lugar preferido para vivir unas vacaciones inolvidables.

La apuesta por el turismo de la provincia de Castellón es una de las claves que está marcando principalmente el urbanismo, centrando los proyectos más ambiciosos en el litoral, alrededor de los campos de golf. La construcción del aeropuerto en Villanova D\'alcolea, y el impulso turístico que supondrá, está determinando asimismo importantes cambios en la configuración urbanística de la provincia.

En el apartado de vías, destacan actuaciones como las rondas de Vilavella, Almenara o Sant Joan, así como la apertura de nuevas carreteras como l\'alcora-Sant Joan de moró y Cabanes-Oropesa. Asimismo, continúa el desarrollo del eje viario litoral Nules, Benicassim, en el que se enmarca la ronda de Burriana ya inaugurada. Sin embargo, una de las actuaciones más ambiciosas en el apartado de carreteras es la autovía de la plana, prácticamente en fase de finalización en el tramo que va desde almenara hasta la Pobla. El anunciado desdoblamiento de la nacional N340 será otro de los proyectos que marcará las infraestructuras viarias de la provincia.